Seguidores

martes, 13 de abril de 2010

"TRIBUTO AL EQUINOCCIO DE PRIMAVERA A TRVÉS DE LA HISTORIA Y PRESENTE PARA EL DÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA"



La primavera

Sandro Botticelli, 1477-1482






La estación del frío va dando paso a los primeros rayos de sol; el hemisferio austral al hemisferio boreal, la duración del día se aproxima cada segundo más al de la noche. Comienza el “Equinoccio de Primavera”, el despertar del letargo a la vigilia de la Vida; por antonomasia, el ciclo vital- morir para volver a nacer-, transmutando lo que ven nuestros ojos sin modificar su esencia.



Desde el origen de los tiempos y en las distintas civilizaciones se le ha otorgado una mención especial y notoria a esta época del año, historiadores, tradicionalistas, músicos, escritores y sobre todo poetas, necesitan de esta estación y su belleza como fuente de su inspiración.



Todas las culturas rinden pleitesía a bucólicas imágenes, cortejan y festejan al amor o la idealización de este, como fuente y origen del Universo, mezclan tradición, con pasión, mitos y un sin fin de de celebraciones y conmemoraciones a la transfiguración de la naturaleza y el mismo ser humano siente una regeneración sincronizada a los bioritmos del cosmos.



Las antiguas epopeyas babilónicas ya crearon mitos como el Tammuz e Istar, el dios de la flauta, de la sonrisa, el dios poeta, y ella es la belleza, el amor vivificado en cuerpo de mujer, cuando se encuentran por primera vez y se besan cada árbol da fruto y cada hembra del rebaño da a luz. La misma leyenda que Afrodita y Adonis, la idealización del amor para y por la plenitud de los tiempos, trucado por la astucia y malicia de la diosa de la ciudad de los muertos o de los celos de Persefone. Los instintos que producen y despiertan, las penas y las glorias de los enamorados.

El mito romano de Cibeles y Atis, la provocadora fiesta de Floralia, que en su origen combinaba vegetación y sexualidad ritual, para luego más tarde ser un conjunto de certámenes literarios hasta nuestros días.



En la antigua Mesopotamia y hasta hoy coincide con la Festividad del Año Nuevo, conocida como el AKITU, donde el hijo del rey simboliza el cosmos y la sociedad humana que contrae un “matrimonio místico” con una sacerdotisa.



Celebraciones entre lo divino y pagano, son anteriores a la Semana Santa y Pascua de Resurrección, con una visión distinta del renacer no solo a la vida, sino a la redención de los pecados.

La cuaresma metáfora de todas esas fiestas paganas y la Pascua la Resurrección. Todo un misterio del combate escatológico entre la vida y la muerte, entre la sombra y la luz, entre cielos e infiernos, entre liberación y esclavitud.

En las Iglesias triduos y oficios, en las calles procesiones, trompetas que se mezclan con olor a azahar y el olor a cirio quemado.



Estas se alternan con festividades neopaganas, los Druidas celebran la festividad de Ostara, conmemorada en el equinoccio de primavera.



Este mismo día de la primavera para todos, es un día especial para los poetas, para los que así viven y se sienten, la UNESCO en el 2000, declara que el veintiuno de marzo sería “El Día Internacional de la Poesía”.



La elección de ese día para esta fiesta del verso, es tan simbólica, alegórica como acertado, incluso tiene sus predecesores; ya el poeta Ovidio, la incluyo en su calendario poético llamado Fastos.



Solo los ojos de un poeta, el alma de estos seres, tan distintos en el sentir, camuflados como el mismo Tammuz entre los humanos, capaces de trasmitir los sentimientos más indómitos del ser, con la belleza de los ritmos de sus versos, de diseccionar cada sentimiento, cada suspiro, de llorar cada lágrima, gravitar entre muertos, lavar y curar heridas, despertar pasiones, mitigar resquemores, reabrir heridas y a la postrera cerrarlas.

Beben músicas con cítaras y laúdes, antiguos juglares y Cuentacuentos, se enloquecen de imágenes contemplando los brillos de una simple gota de agua, se impregnan de belleza, se manchan de inmundicias, se suavizan con elixires de amores momentáneos, se mortifican con los platónicos, en esa misteriosa lucha que les lleva a vivir siempre entre el amor como bandera o esclavitud, entre sus idealizaciones y los sucesivos tropiezos, en una continua lucha entre vida o muerte.



La poesía, sus estilos, sus métricas, los temas… pertenecen al mundo academicista, sin embargo ellos, su vida forman parte de eso que les impulsa a la creación, podemos mencionar a clásicos que cambiaron la vida, suscitaron sentimientos, odios, y para gustos tenemos a Rimbaud, Machado, Benedetti, Lorca, Pessoa, Buskoswski, Neruda…cuántos conocidos y los que dejaron sus versos en el anonimato.



Aprovechando el desconocimiento de estos seres mágicos, los que aún nadie conoce, los que se esfuerzan por llegar y esperan la mano amiga, el mecenas, el picaporte que le abra las puertas para que sus sentimientos sean leídos y sentidos está él.



Mario Alonso, que a sus treinta y cuatro primaveras, y siendo Ingeniero Técnico Industrial, salamantino de nacimiento y mallorquín por adopción tiene alma de poeta.

Sabe de soledades, de tristezas, de amores con éxito y la contemplación de la agonía de los mismos, de renacer, de resucitar, de reinventarse, de morir con el amor y volver a la vida con nuevas ilusiones y esperanzas de encontrarlo en otro momento, criatura o simplemente reconstruir el existente.



Para conocerle no hay mejor que poder leerle, y desvestir sus palabras para encontrar su alma.







A FUEGO LENTO





Me abraza entre susurros

la seda blanquecina de tu cuerpo,

se paran los relojes

cuando aspiro el perfume de tu aliento.

Desnudo de pudores,

descanso en la tibieza de tus senos,

orgía de texturas y sabores,

fundiéndose en mi piel a fuego lento.



Estrellas en la almohada,

prisa en el corazón, sed de tu boca,

ansiedad por tenerte,

obsesión por pasar de tu contorno.

La pasión por mis poros se desborda,

hirviendo entre tus llamas,

ajeno a los vaivenes de la suerte,

cuando bebo tu miel en esta cama

abocado a tu destino sin retorno.



Amor suicida, el aire quema,

se mezcla tu azahar con mis vapores.

La noche será nuestra,

envueltos en lujuria y fantasía,

y en sueños de colores,

que harán sombra a la propia luna llena

hasta llegar el día.



Firmo mi rendición entre tus muslos

en el preciso instante

que surco la humedad de tus entrañas,

pletórico y triunfante.

Y marca mi presente y mi futuro

indeleble el tatuaje

de tus diez medias lunas en mi espalda.



Y es en ese momento

que me hechizan tus pupilas, pecadoras,

y me incitan a empadronarme en tu Cielo.

Desvestidos de miedos,

consagrados a un placer en carne viva,

dos almas gladiadoras

se enzarzan en combate a muerte…

o vida.



“Podremos quedarnos, sin fiestas primaverales, sin el verdor de los campos, sin memoria para mitos y leyendas, sin equinoccios, sin flores, sin huevos de pascua, pero mientras haya poetas valientes para sentir y hacernos vibrar, renaceremos en PRIMAVERA”



carmeloti

16 comentarios:

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Carmeloti!
¿Que mas se puede decir...!
Un Articulo el tuyo ilustrador.
Y un poeta, Subyugado por su Amante.

Saludos de J.M. Ojeda.
P.D. Buena Semana.

Delgaducho dijo...

Desmesuradamente grande.
El poeta inventa la primavera porque ese es el sueño y el ansia de su alma de perenne invierno.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

A fuego lento... despacio...
Paso a dejarte un abrazo y saludos.
Cuidate mucho sí.
Besos, magia y luz.
:)

DIAVOLO dijo...

Amiga, quiero expresarte mi humilde e intenso agradecimiento. Las palabras me hicieron llegar a ti... pero esas palabras hoy son insuficientes para dibujar el cúmulo de sensaciones que me abruman.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Narci dijo...

Muy interesante tu entrada, a caballo entre la lírica, el artículo y el ensayo, y cerrado con bellos versos.

Lo tiene todo.

Gracias por tu visita a mi blog y por darme a conocer el tuyo.

Besos
Narci

vuelo de hada... dijo...

Muy hermosa toda esta historia poética y los versos............que decir de ellos, simplemente enamoran, tal cual como la primavera.
Un abrazo y gracias por pasarte por mi rinconcito, por allí bienvenida siempre, yo me instalo en aqui en el tuyo.

GatoFénix dijo...

Gracias por tu entrada en mi blog y encantado con lo que he leído en el tuyo.
Suerte y un abrazo

Alma Mateos Taborda dijo...

Bello, interesante e ilustrativo post. El poema sublime, grandioso. Felicitaciones! Un abrazo.

la chica de la Vespa roja dijo...

:)

Ricardo Capara dijo...

Con vos aprendo. Con tu sabiduría me nutro para expresarme. Con tu primavera, añoro esa estación que está a dos que tendré que soportar con paciencia.
Gracias por tan bello poema.

NERIM dijo...

Me encantó tu Blog.

Te sigo y enlazo para no perderte de vista.

Gracias por encontrarte con mis palabras!

Besotess.
Miren

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Vengo de vuelta a darte las gracias por tus visitas y comentarios.
:)

Volví a leer "a fuego lento"...
"Firmo mi rendición entre tus muslos
en el preciso instante
que surco la humedad de tus entrañas" ahhhhhhhhhhhhhhhh casi muero a fuego lento, muy despacio.

Wow.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Ya dí contigo, ya di.
Ya te leí.... ¡guauuuu! Sensual poema. Me encantó este verso: "se mezcla tu azahar con mis vapores".
Ya soy "seguidora" de tu blog y lo pondré entre mi relación de enlaces.
¡La primavera ha muerto! ¡Viva el verano!
Besos

Bolo dijo...

Muy bonito, ahí te mando yo mi "personal" tributo a la poesía... Es un enlace a mi otro blog, uno más serio... o no...
Un saludo.

http://alegoriasytristerezas.blogspot.com/2009/05/contaminado.html

NV BALLESTEROS dijo...

Disfrute tu entrada con un sentimiento que me embriaga de deseos de leer hasta el punto final...

Besos

voces etéreas de nocturna escribanía dijo...

Podremos sentir miedo,igual avanzaremos.
podre sentir sed,igual seguiré esperando
sentiré el morir en mis venas,
sentire el miedo que querra cerrar mis ojos.
sentiré el crujir de mis huesos,la calamida del pecado.
sentire el frió de tu cuerpo
atajare el caer de tus mentiras,tú burla, tú llanto yo igual te seguiré amando!