Seguidores

miércoles, 19 de octubre de 2011

¿Porqué escribiremos Tonetxo?



“Se vive con la esperanza de ser un recuerdo”

Antonio Prochia

El mundo de los blog está lleno de ínfulas y fantasías, de caprichosos protagonistas que bailan con humildes enmascarados de las letras. Ávidos lectores con ganas de compartir y estrellas sin brillo, junto a otras que desprenden una luz que impregna el deseo y las ganas de vivir-sentir. Hasta el día de hoy he tenido comentarios tiernos, muestras de cariño, de lectores agradecidos, críticos dulces y de amigos varios e incluso algún que otro mirón que nunca deja huella, por temor o por un ostracismo sin igual, prefiere mandarme el reporte y  sensación al leerme a mi mail personal, bienvenido tan bien eres y gracias por tu dedicación, nunca podré pagar tu tiempo, solo dar muestras de mi agradecimiento a todos los que interrumpen su vida y llegan aqui…

Hace tiempo, me planteé las razones por las que escribía, cual era la necesidad que me impulsaba a escupir palabras, a enlazarlas dando lugar a distintos textos, en todos estoy, de las mil formas que me se disfrazar y en otros simplemente me muestro tal cual, a corazón abierto. Mi amiga Irlanda -una escritora que me robó horas de sueño y saca siempre el mejor de mis yo- me dijo en más de una ocasión que me cuidara un poco, que crease un personaje para salvaguardarme, que ella misma bautizó con “Mafaldita”. No lo hice, porque ya estaba carmeloti. En minúscula siempre como escudo, porque me aterraba que la gente supiera que escribía, que de alguna manera conociera mis miedos, mis fobias, mis filias, que se escandalizaran por mis rarezas y me odiaran por las mismas. Ya no me importa, de hecho soy ahora más carmeloti que carmen, incluso para los amigos de a pie, y precisamente más querida por mis debilidades reales que por los antifaces inventados y mostrados de sensata y racional.

Escribo porque es la única forma que tengo de cauterizar heridas, la mejor para comunicar lo que vivo y (me)vivo. En las distancias cortas expresando sentimientos dejo mucho que desear, me da favor. Otras solo para poder conocer(me), para soñar, crear mundos idílicos, agradecer a otros su estancia en mi vida, mostrar cariño e incluso reclamar abandonos que provocan pequeñas muertes a sabiendas que a quien van dirigidos nunca lo leerán, mejor aún.

Descuartizada en mis textos, muerta en muchos, y resucitada en los de otros escritores de verdad aunque no los conozca nadie y a los grandes maestros de la Literatura. En poetas que sangran tinta y convierten el dolor en poesía. Sin duda hoy me enterneció este comentario, y es una razón imperiosa para seguir aquí, y que mis malogradas letras lleguen a algún lugar. Porque nunca sabré quien las lee, no pondré caras, ni conoceré sus vidas, pero hoy mi recompensa es saber que despiertan corazones y motivan para seguir escribiendo, enlazando sus palabras a las mías y las mías a las suyas de nuevo, para darle un sentido real a ¿PORQUE ESCRIBIMOS?

En la entrada, Por leer bipolaridades, encontré este comentario de Tonetxo

Me he pasado la vida escondiéndome de todo, inventándome a mí mismo y entreteniéndome con las nubes, con las mías, las que nublaban mi vista en el chiscón de mi padre en el que me encerraba entre alambres y tornillos. Y no había ojos para mí. De nadie.

Hasta que un cisne negro sacó al patito feo de su cueva y lo arrojó a las tierras de los mayores, de los maduros, de la gente que pensaba en su jubilación o en su práctico futuro. Cegado, me perdí en cantos de sirena. Y me negué a enseñar algo. Los sueños se quedaron dentro agazapados, las ganas se escondieron en un pozo y las fantasías huyeron hasta el mundo de los niños.

Pero cuando dije “te quiero”, realmente decía lo que sentía. Seguro sea el alma de un niño en el cuerpo de un viejo, la imaginación de un pequeño envuelta en arrugas y en las obligaciones de un adulto, la sinrazón y los extraños infantiles encerrados en la mente desvaría de un soñador indecente que ya nunca hallará la salida al mundo del debe.

Por eso te digo, yo que no soy nadie, que siempre estarás tú, ante todo y frente a todos, delante y por encima, y los dragones, esos, que sepan que hay corazas infinitas e infranqueables y corazones imposibles que son los que te dan la vida.

Tienes una forma de expresarte sublime…

Beso.

Después de leer esto solo me queda, una sonrisa en mi cara, la satisfacción de recibir un regalo y la razón del AMOR A LAS LETRAS.
 
carmeloti

21 comentarios:

Tonetxo dijo...

Me abrumas con tu dedicatoria. Antes de nada quiero agradecerte como a nadie antes, que hayas consagrado tanto esfuerzo con tus palabras a alguien que realmente no es nadie, ni nada, ni en este universo electrónico desnudado con nuestras letras, ni en el real en el que nos movemos y por el que me descalabro a diario.

Te leí ayer por primera vez, como bien sabes. Tus comentarios en mis entradas me llamaron la atención por su contenido y forma, y evidentemente no me quedó más remedio que llegar hasta ti y sucumbir a tus textos (vida). Y tanta expresividad y frescura. Para mí, fascinantes.

Yo, no sé si amo a las letras aunque lucho en la búsqueda de las nuevas, de los sinónimos, de las herramientas que necesito cuando mi cerebro se desgaja indagando en el cubo de palabras rebuscando la indicada para expresar el sentimiento exacto. Marco las páginas de los libros que leo con los recursos que me llaman la atención y siento una envidia atroz hacia aquellos que son capaces de ensamblar significados certeros con tanta (aparente) facilidad. No cabe duda de que como tantas otras capacidades, es un don. Y yo no lo tengo ni por asomo.

Realmente, exactamente, no me gusta escribir (literalmente). Necesito la palabra para expresar lo que me pasa por el corazón y la mente. Yo, que soy parco en palabras habladas, lento de pensamientos y con una retórica escasa y dificultad para rebatir en los diálogos y las discusiones, disfruto vengándome, o no, delante de una pantalla o un papel. Ese es mi placer. Alguien que vive en una cárcel de sentimientos hablados, porque no puede y ahora ya porque no quiere necesita este mundo para ser y para sentirse que es, algo.

Empecé a escribir hace muchísimos años y jamás se lo enseñé a nadie porque no lo necesitaba. Hasta que un día, hace apenas dos años, un enorme tropiezo cambió mi vida brutalmente. A partir de entonces, y gracias a otro traspié, descubrí este espacio que la tecnología nos ha brindado y me dediqué a dejar por escrito lo que sentía (que no quizás todo lo que me apetecía). A Brau, mi compañera especial que fue la que arrancó de mis dedos los vientos del corazón, le agradeceré siempre el haber aparecido en esta jodida cabeza. Me encanta desparramar sandeces por escrito, aun sabiendo que mi vocabulario es escaso (trato de mejorarlo) y mis formas son, las que son. En este punto te digo que a veces, chispas como tus textos te saltan a los ojos y te hacen sonreír cuando observas que hay almas por ahí desperdigadas que son muy afines a uno. Y te sientes acompañado.

En estos días, hablaba yo con R. y nos comentábamos que a veces, no ponemos en nuestros blogs lo que realmente a veces nos apetecería, por miedo a que alguien “conocido” nos lea. Así que seguramente nos desdoblaremos en otros, y, al menos yo, me dedicaré a poner a parir a quien me dé la gana, porque no me apetece silenciarlo, además de con la boca, con las letras. También tengo ganas de joder al mundo, y al resto del personal, porque aunque no me pueda quejar de la vida que tengo (si la comparo con la de muchos otros), ¿por qué tengo que conformarme? ¿Acaso no tengo derecho de enfadarme con el sistema? Y lo mejor y más grande: voy a destrozar los cánones de la buena educación, de la prudencia y del saber estar, dedicándome a comerle las manos, la espalda y la boca, indecentemente, a la mujer que dentro de mí, quiera sentir lo que es un latido. Y que viva conmigo. Con los ojos cerrados, una mueca soldada a una sonrisa y un manto de estrellas cubriéndole la piel. Aunque sólo sea un aprendiz de Peter Pan.
Beso entintado.

mtdelfin dijo...

Hola Carmeloti,

Aquí la más fiel de tus lectoras vuelve a rendirse a tus letras y cómo no a las de tu admirador Tonetxo.

Estoy en el trabjao y no debería estar por aquí, pero el saber que has escrito algo y aún no lo he leído, me puede; así que brevemente vuelvo a recordarte lo maravillosa que eres como persona y la destreza que tienes con tu pluma.

No cambies nunca, mi gran amiga y no dejemos de sentir, porque nos habremos perdido la intensidad de nuestra corta vida.

Te quiero.

Blanca dijo...

Dios SAnto, si la entrada de tu blog, Carmeloti, está atractiva, la referencia también... la respuesta de Tonetxo no, pues barre con todo.
Tonetxo, no conozco tu blog, a pero como mientes describiéndote. Manejas mejor las palabras de lo que quieres reconocer, quizá te estés quejando de que no alcanzas el ideal que en mente te formaste para parecerte a..... tu sabrás quien. Felicidades. Gracias Carmeloti, un saludo, un abrazo.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Carmeloti.
:) Me gusta y me identifico.
¿Porqué escribimos? ¿para qué? ¿por quién? ¿A qué nos sabe?...
Me gustó reflexionar al respecto...
Te sigo leyendo.
Gracias por estar del otro lado.
Un abrazoteeeeeeeeeeee.

Juana la Loca dijo...

es un placer poder leer otros blogs como el tuyo y por otra parte desahogarme, volcarme, vaciarme en este universo. Es muy bonito tu dedicatoria a Tonetxo. un beso

Ambrosía ignota dijo...

Carmeloti

Este mundo que descubrimos a través de los blog's es una forma impensable (para muchos que desconocen) de sentir, pero este medio he conocido a maravillosas personas que en mi pensé conocer. Siempre estamos llenos de sorpresa, de esa posibilidad que los días nos lo llenen de asombre.

Que bonito lo que se ha formado a partir del comentario que nos compartes de Tonetxo.

La única distancia es no sentir amiga.

un abrazo!!

Mandarina dijo...

Yo dejé de lado la escritura durante mucho tiempo pero cuando mi vida se encauzó y la gente me emezó a aceptar por quién era al empezar la carrera la volví a coger porque en el fondo no lo puedo evitar! También me daba un poco de miedo que me leyera le gente que me conoce en persona porque a veces me atrevo a decir más cosas por escrito pero lo estoy perdiendo!

Neogeminis dijo...

Es maravillosos sentir que uno -improvisado bloguero autodidacta-logra tocar -acaso sin proponérselo- el alma lastimada o solitaria de alguien que -al igual que nosotros- navega en este mar de seudónimos en el que nos vamos animando -cada quien con su estilo- a sacarnos poco a poco los velos, mientras quizás, nos ponemos otros!
No conozco a Tonetxo, pero sus palabras -las repite en su comentario- nos deja entrever a alguien que sufre su soledad y aislamiento al punto de considerarse "nadie". "nadie es nadie, por favor"...todos somos en igual proporción fragmentos del mismo universo!...en el mundo cotidiano como en este virtual todas las voces valen y son y merecen ser escuchadas!
Bienvenida tu palabra y la de todos cuando logramos tender un hilo para quien lo necesita!
Sin considerar otros posibles justificativos, el hecho de poder comunicarse íntimamente ya leda sentido a todo este ir y venir de pensamientos que vamos entretejiendo!


Un abrazo...y otro para Tonetxo.

J. G. dijo...

soy uno de los que cuentas, no lo niego, y lo que te rondaré morena, feliz noche de viernes

J. G. dijo...

vaya la censura previa, dejemos que el mundo hable, que se desahogue y saque sus sapor y culebras, no les censuremos.

Esteer dijo...

Simplemente maravilloso!!

escribir, escribir y escribir..porque una vez que empiezas es casi imposible parar.

Escribir se ha convertido en una necesidad!
A traves de las palabras conocemos el alma y el corazón del escritor, porque son una prolongación de nosotros mismos...
:DD

Nati dijo...

Todos iniciamos esto de la escritura por una razón diferente... quizás muchos coincidimos en algunas...
Yo por ejemplo comencé a escribir sin parar cuando nadie me veía... el día en que me encontré zambullida en una tina de agua fría sin ganas de salir... cuando me encontré metida hasta el cuello en una relación que me dejó podrida... luego dentro de un sueño que parecía de hadas y arcoíris... pero de un suelo escabroso y amargo... dolían los pies al caminar... terminé con los pies muy adoloridos y ensangrentados y al final de todo... vacié mis ojos de tanto llorar.
De alguna forma me acostumbré a ponerlo todo en palabras... y nunca pude parar de hacerlo.
Escribía para mí... para entender cosas que solo entiendes cuando buscas una palabra específica que te ayude a encontrar una respuesta... era y siempre fue en la escritura en donde vacié mis miedos, encontré esperanzas y consuelo...
Creo que el poder de escribir te transporta y te desembarca en algo que está más allá de lo que todos conocemos... te conecta con tus vidas anteriores, de las que todos llevamos un poco, te regresa al centro y te devuelve el aliento.

Yo no sé por qué tu escribes... pero créeme que así como Tonetxo está tan agradecido por tus palabras, muchos lo estamos. Es un regalo y un suavizante para el espíritu encontrarse con almas errantes, vagabundas... con sus miedos, vulnerabilidades, ternuras... en fin, con todo lo que estén dispuestas a entregar... encontrarte con estas almas en el mundo de las palabras te hace salir de la contingencia. Te revela desde lo profundo... desde la esencia.

Gracias por compartir tantas cosas... y por seguir ahí.
Saludos y un fuerte abrazo.

Daniel dijo...

Existen mucho motivos para escribir y los tuyos me complacen.
He leido algunas de tus entradas y la verdad que me ha encantando más de una.
Gracias por comentar mi "Remedio pa' el corazón" del blog. Me alegra que creas que en este momento el aprendizaje puede ser oportuno...
1bso!
Te sigo! :)

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Escribir es una forma de superar un duelo, de vivirse desde dentro hacia fuera.
Escribir siempre sana, en efecto.

La Zarzamora dijo...

Nunca antes encontré mejor terapia que la de la escritura.
Desde entonces también escupo, a veces vomito y otras elaboro y juego con la palabra también.

Gracias por tu huella.
Besos.

xixe dijo...

Encontré este blog a través de Alejso y me pareció interesante. Quisiera seguir visitándolo. Saludos.

Fernando Martínez dijo...

Gracias por pasar por el blog y comentar.
Te devuelvo la visita, pero ahora no tengo mucho tiempo para mirarlo bien.
Prometo volver con más tiempo.
Eso de hacer equilibrios con las palabras me ha gustado.
GRACIAS.
http://espiralesdetinta.blogspot.com/

Maruxela dijo...

Muy bonito texto. Expresar lo que se siente por medio de la escritura, es bastante complicado.A veces queremos, pero no podemos ser del todo sinceros.Otras,nos invade el duende de los miedos.Otras veces, nos soltamos de mente y entonces fluye algo precioso.Para expresarnos no hace falta ser maestros en gramática, aunque ayuda bastante.Lo importante , es el contenido y el tuyo , es estupendo.A mí, me ha gustado

J. G. dijo...

es buenísima la inhabitualidad de la imagen.

jonceltic dijo...

a mi no me cabe duda que las letras te aman a ti.

Rorschach dijo...

Alejado de tanta grandilocuencia o intensidad, como fiel decadente, confieso que simplemente escribo porque resulta divertido, cuando deje de serlo me dedicaré a contar granos de arena en la playa o mirar el techo de mi habitación o cualquier otra actividad de indudable trascendencia.
Un saludo.