Seguidores

lunes, 13 de febrero de 2012

* Cuentame...

"Eres el eslabón que me ata a una realidad que tantas veces reniego; te la conté mil veces con la creatividad que nos hizo reir a carcajadas, compartiendo la vida y relativizando  nuestras lágrimas"
1 de febrero 2012


...Yo te invento y te cuento cuentos para dormir con nuestros sueños, pero hoy se tú quien me cuente.

Cuéntame que no vale la pena parar el tiempo, ni jugar con los destinos, dime villana y princesa, que escandalizo a los demonios y exorcizo a los ángeles.

Cuéntame que soy muchas en una, contigo como ninguna, que no tengo límites y cruzar los míos es jugar a la inmortalidad y a ti no te da miedo hacerlo conmigo.

Cuéntame como era la vida antes de mi aunque no estuvieras y como será después de nadie sabiendo que no estarás.

Cuéntame qué, cómo y para quién soy.

Cuéntame las espinas que tengo, sin sacar ninguna de las que conoces, ponme bálsamo aunque no quiera algunas cicatricen....

carmeloti

* Fragmento de Cuéntame Sara...

17 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

no se que hay que hacer...bueno, lo de eslabón sí

Nati dijo...

Que bello escrito... me conmueve hasta los huesos. Hace tiempo no enganchaba así con palabras. Linda... todo lo que procesamos y en lo que nos detenemos aunque sea por un instante... es porque de alguna forma algo de eso nos hace "click" estoy sincronizada con tu entrada en este momento.
Muchos cariños desde estas tierras temblorosas.

Amanecer Nocturno dijo...

Cuánto queremos que nos cuenten y qué poco queremos contar....

Un abrazo.

Julie dijo...

Muy hermoso! Felicidades. Me ha encantado.

David C. dijo...

muy bonitas líneas.

METAMORFOSIS dijo...

Hay cierta información aportada durante las conversaciones que, sinceramente sobra. No es necesaria. No es constructiva. Genera dudas. Pero hay otras cosas que son tan esenciales!!! que nos dan la vida....o nos la cambian...esas son las que queremos que nos cuenten...
Besos mil y mil abrazos.

40añera dijo...

Quiero que tu tengas quien te cuente

Un besote

buda dijo...

Un placer visitar tu blog,gracias por visitar el mio.

Un besico

Ángeles Fernangómez dijo...

La recreación, amiga, la recreación. Siempre necesaria y bella.
Por fin te visito, no me da tiempo a visitar a nadie. Y hoy, aunque agotada, he decidido dar un repasito por las casas de algunos amigos -como tú-. Besos

Lluís Bosch dijo...

No sabemos porqué, pero parece que la vida humana necesita un relato, alguien que la relate. O quizá nuestro sitio en el mundo es justamente narrar el mundo. Por so nos gusta tanto contar historias como que nos las cuenten. Y eso sucede desde la infancia hasta la muerte.

fus dijo...

Cuèntame como has escrito un poema tan maravilloso.

un fuerte saludo

fus

Juana la Loca dijo...

una poesía preciosa.....

Ambrosía ignota dijo...

Tks por compartir, sin duda creativo y lleno de magia este texto.

un abrazo Carmeloti

Tonetxo dijo...

Yo te sueño y vivo épicas caminando a tu lado, mientras escribes en silencio con tus pestañas, cuentos de princesas malogradas en laberintos. Mis batallas se extinguieron cuando tú impactaste desde el espacio profundo arrasando mi mundo.

Dime que el tiempo lo puso el destino, para subirnos juntos en un recodo del camino, mordiendo tu cuello, envenenándome con coraje y afrontar esta encarnizada lucha de corazones y preguntas.

No soy como el resto. Una chispa de distinción, un lucero lejano con un no sé qué. Tú, alma infinita, brillo gamuza de terciopelo tejida con palabras. Al menos, saltemos al vacío porque el miedo, es para los demás.

Antes de ti, no había nada. Vacío. Y ambos nos extinguiremos con el último de los soles. No podré no estar porque siempre existí, y tú para mí, aun derivada en estrella fugaz, caprichosa. Después quedará el polvo mordido por nuestros labios y cicatrices de manos abrasadoras y dedos clavados en nuestras espaldas.

Eres, un abrazo bendito y piadoso, lágrimas en almohada de seda bálsamo para un alma de guerrero, mente espiral para manos hermosas y pacientes, juntas y dobladas cual pequeño cuenco donde acunar tus pies enérgicos y calmar tus llagas de corazón turbio.

Crines de hierba clavadas en piel amarga y luchadora, cubierta de un sino profundo y enigmático tendido al sol. Por blando y callado, mi silencio abrigo, y mis manos, pomada de princesa que te cubre plena y por siempre. Librándote del mal.

Sbm dijo...

Me ha gustado mucho. Pides, entonces, un poeta.

Un beso.

efa dijo...

tu lírica me dejó atónito, así de simple.
Y las cicatrices que escuecen, fiuuu!

Anónimo dijo...

me ha encantado este texto, me habla de tantas cosas que llevo guardado dentro, y que por ilógicas muchas veces me las trago y no las dejo que me dominen por entero, ese amigo que siempre estuvo allí y que hoy simplemente está muerto, me hubiese gustado decirle tantas cosas que las dejé para otro momento, hoy muchas veces dudo de quien soy y al mirarme al espejo, me doy cuenta que los años pasan y que ya estoy viejo, las cicatrices que llevaba sobre el cuerpo ya no las recuerdo

gracias por devolverme la visita http://eldemoniodelacamaraoscura.blogspot.com/ (mi blog principal)