Seguidores

jueves, 17 de mayo de 2012

Miscelánea

"Me voy ...Una vez que curé la herida del pasado,  me quedaron ganas de vivir el presente sin mi cicatriz ,sin pensar en la sanción del futuro. Devolviéndole la libertad al destino para que obre sin limitaciones, de momento me despido de muchos de vosotros y os dejo un abrazo que X. Me pidió que os diese las gracias a los 164 reconocidos y a los anónimos que nos dejais correos a diario... quizás carmeloti siga en contacto con vosotros pero nosotras os decimos hasta luego"

                                                                                                                                                   c.

A c. le voy a dar vacaciones, no creo que X se molesté, pues entre ambas, - y sin que ella lo sepa-, hemos decidido que quede en suspense, si alguna vez se atrevió a tomar decisiones con respecto a planear un futuro o por el contrario dejo que la vida  tomase las cartas que le tocaron en esta mano por ella y jugarlas según su valentia,- el teléfono sonó una vez más- Tampoco es algo que me quede muy claro si hay que creer en el destino o provocarlo. Es un lío escatológico que depende como me despierte y del color que quiera ver ese día, escojo tacones de vértigo o bailarinas, tan metafórico como todo lo que sucede en la vida de una contadora de historias sin principio, con muchos nudos y finales abiertos, así tal cual, últimamente no estoy por la labor de vivir en ese plano trascendental que acabo haciendo maravilloso o infernal el tomarme una taza de café que los que bien me conocen saben que festejo tanto o más que un buen vino blanco en copa, que las buenas formas tampoco hay que perderlas.

Quizás algún día en un muy lejano presente tenga ganas de retomar esa historia, pero de momento como el buen vino lo vamos a dejar que fermente y macere solo, hay historias que necesitan tiempo, para que se consoliden e incluso en mi imaginación que siempre vive dos décadas antes que yo, los que sigáis aquí en ese momento a pesar de mis excentricidades sabréis que pasó con sus gafas color verde, su taza, y con el que recibió los versos de E.E.Cummings, mezcla de realidad, fantasía y experiencia todo junto, desordenado en unas palabras que van y vienen dejando una miscelánea particular.

Llevo un tiempo sin escribir, sin el valor de enfrentarme al blanco de la pantalla, explotada sentimentalmente y explosionando cada uno de mis días… Imagino que porque no tengo nada que cauterizar, y en este tiempo me he estoy dedicado a vivir y vivir(me) en y con los demás, viajando al pasado que siempre se me ha dado bien esos recorridos con nuevas incorporaciones y con los personajes de siempre pero en distintos escenarios, siempre volvemos al lugar donde dejamos algo que hacer o decir… por duro que sea volver a encontrar el camino. Aunque esta vez no era para castigarme sino para encontrarme, deje perdida la llave que me abría y cerraba, la caja de los truenos… La deje olvidada durante tanto tiempo que al recuperarla, me dí cuenta que ahora lo que se me había oxidado era la cerradura. La única solución ha sido abrirla por otro lugar, aunque a fuerza ni los zapatos entran sin provocar daños….

Entre todos mis lectores habituales hay algunos que saben leer mis claves, diseccionan mi mente y se pierden en los pliegues de mi sentimiento, juegan al intelecto con mi mente, vierten, revierten, inventan o dan sentido a todo lo que digo. Lo dejo abierto en la imaginación, sin duda es tan apasionante como peligroso, entre todos hay una que me enreda en su dialéctica y envenena mis palabras causándome muertes momentáneas para que de ellas saque mi mejor yo - el ángel-, mi dudas sus luchas, mis miedos sus retos, mi mente su gran experimento… utiliza mi verbo predeterminado para escribir destinos de sus personajes, con bocas llenas de arena que parecen escupir voluntad de hierro y argumentos que  deshilan mis entrañas . A veces me gustaría poder enfrentarme directamente, y preguntarle ya que sabes tanto de mi; me diagnosticas, y pronosticas, en ocasiones incluso me recetas formulas mágicas contra mis fantasmas y vitaminas para mis luchas internas… Nos conocemos demasiado.

¿Y ahora que hago con esta llave?

carmeloti.

7 comentarios:

Neogeminis dijo...

Yo la llevaría colgada al cuello, para que no se pierda. uno no sabe qué pueda suceder mañana que nos haga cambiar de idea...

No sé si decir adiós o hasta la vuelta...

Tonetxo dijo...

Esta noche es sin duda triste. Mucho.

Se quiebra un corazón atravesado por la lanza de un enemigo invisible y voraz que a manotazos ha ganado alguna batalla literaria a una princesa de las letras. Llegó a ser la reina de la luna subyugándola bajo unos tacones afilados y desgarradores y una pluma diáfana, pura y precisa, capaz de labrar renglones en el alma de hordas de guerreros que se dejaron la vida en servir a su mentora.

También las lágrimas caen, y ruedan sobre las teclas causando estragos en la electrónica de un portátil.
Es increíble que se pueda sentir semejante dolor por dejar escapar una sombra pertrechada con gafas verdes de pasta y una camiseta de Blancanieves anudada a la cintura.

Curioso el mal de amores cuando éstos, son platónicos y ciertos.

Las letras quedan huérfanas de una madre que con maestría era capaz de educarlas en un baile de sucesos e historias impecables, eternas y mágicas. C y X se despiden del reino de las luchas encarnizadas y se retiran al mundo de la vida real, del sentir en lo que realmente les apetece, al tiempo del café y el vino blanco entre amigos y cariños.
Atrás quedamos los soñadores impenitentes en busca de nuevos tesoros que deseen ser mostrados al pueblo por reinas y príncipes dispuestos.

Joder cómo duelen los adioses. Este especialmente.

T. siempre ha tenido mala suerte. A lo largo de su corto devenir, se ha batido entre miedos y fantasmas, ha logrado trofeos y siempre regresó con una sonrisa en los labios y una rama de olivo para su señora. Pero siempre y sin excepción, todas las musas terminaron desapareciendo, supongo, que buscando horizontes más en línea con sus miras.

¿Cómo es posible que se pueda llorar tanto por la desaparición de dos ángeles?

Tranquilo T. Respira hondo y presiona tus sienes. Nunca te has rendido. Hincha tus pulmones con la ira de la fe y masca un puñado de tierra, la que te hizo siempre grande.

Tal vez puedas tomar a carmeloti de la mano, y caminando tranquilamente por esa senda de la ternura que una vez tuviste, mucho antes de la guerra, te acompañe hasta el refugio de los cielos. Allí existe La puerta, blandiéndose erguida e imponente, en el principio del camino. Cerrada a cal y canto murmurando por una cerradura inexpugnable fabricada con el acero de la mina Corazón. Al otro lado, un mar infinitamente profundo en el que bucear sin tener que contener la respiración. Un océano para dos. Sólo hay que buscar la llave. Una batalla más. La última…

Amanecer Nocturno dijo...

Espero que sea una despedida breve.

Un saludo.

ReltiH dijo...

HOLA, NO SABRÍA QUÉ DECIR.
UN ABRAZO

Ambrosía ignota dijo...

Hola Carmeloti

Siempre habrán muchas preguntas y un sin numero de respuesta, quiza una nos lleve a otra, lo bueno de todo es que tanto movimiento mantiene alertas, yo observo eso acá, siempre.

un abrazo

mtdelfin dijo...

Hola mi vida, tardé un poco en leer tu despedida, que espero sea un hasta luego.

Seguiremos en contacto en nuestra vida cotidiana, pero me produce una gran tristeza estar por un tiempo, o quizá para siempre, sin leer tus juegos de palabras; dónde buscas respuestas a historias de princesas que a veces no tienen salida lógica; o te debates entre C y X con esa pasión que invade todo lo que haces.

Me gustaría decirte un simple hasta luego, y que mientras vives esa vida tan autentica y propia que vuelves a retomar, no olvides cada uno de estos momentos que nos has dado y te sirvan como experiencia para lo que queda por venir.

Ahora agarra esa vida con más fuerza que nunca y atrévete a desmigajarla y comerla con la voracidad olvidada, pero recuerda, que si en el camino alguna migaja se queda en tu garganta, siempre tendrás una mano amiga que dará un golpecito en tu espalda con dulzura.

Con todo mi cariño.

Besos en el alma y abrazos al corazón.

TE QUIERO CARMELOTI.

Mr. Thunderstruck dijo...

Espero que sea sólo un hasta luego, todo se puede combinar a un ritmo más adecuado (de hecho, aquí en la blogosfera lo marcamos nosotros) Así que espero que Carmeloti continúe por aquí, pronto, a otro ritmo pero que siga llenandonos esa parte que se había hecho imprescindible en nuestra vida diaria. Lo dicho muchisima suerte en todo, y sera una alegría seguir leyéndote Carmeloti. Besos