Seguidores

jueves, 3 de abril de 2014

INFUMABLE

…. Realmente me siento ante una pantalla en blanco, y me da pánico… recuerdo el tiempo que una pantalla en blanco, un folio, un café en una terraza… daban un sinfín de ideas, de personajes, de reflexiones de esas que te hacen parar, tomar impulso, y saltar a otro plano, sin límites, capaz de inventar mundos, realidades, conflictos y casi nunca soluciones.




Nazco, crezco, involuciono, muero para después inventarme de cero… no sé cuantos episodios, capítulos, quizás hasta seriales me he reescrito en la mente para seguir adelante. Sobrevalorando siempre hasta el otoño, las relaciones emociosentimentales, destruyendo realidades para fabricar fantasías, después de tantos años y no he aprendido nada. Tras tanta investigación de campo y sigo siendo la misma aprendiz de nada en materias del corazón.



Una legión de incondicionales a mi lado dando consejos de cómo actuar, terapeutas casuales de todo tipo, recetas ya caducas para el buen uso del intelecto en el tema de amor, por no decir la cantidad poemas, blog, libros de autoayuda, retiros espirituales paseos a media tarde, vino blanco para no olvidar y letras para recordar. Para desaprender lo que nunca aprendí.



Ya descubrí que no hay para siempre, tampoco los nunca significan mucho, que sin comunicación no hay acuerdo, que sin acuerdo hay conflicto, que el conflicto lleva a la separación y que la separación es el principio de inseguridad y esta acaba matando al débil sentimiento que un día fue el motor de arranque.



Llegados aquí, ¿qué dirección tomamos?...



No puedo, no sé, no encuentro la decisión que me fortalezca, ni la esperanza que me de fuerza. Después de un año, rompiendo, volviendo, escapando y escondiéndome justo en el lugar donde fuese tan visible para que volviera a encontrarme. Pasamos a la fase de vacaciones para recuperar, a vivir en casas separadas para echarnos de menos, a darnos un tiempo sin cortar la comunicación…contigo me asfixio sin ti no sé cómo será…



No he aprendido nada, sigo teniendo una baja autoestima de concurso y ganadora por unanimidad, cansada de la Ley de la Atracción pues justo la uso al revés… Pienso y repienso, chica pues igual deberías de dejar este tema donde siempre fracasas, soltar lastres y dejar los traumas de soltera tarada. No todos tenemos que encontrar ese ser que te da estabilidad, pasión y muchos años para compartir. Porque seguiré eclipsando la vida con un pequeño sol de vez en cuando…

6 comentarios:

V.M. dijo...

Crees que nada has aprendido, pero eso sabrás con el tiempo. Lo que nos puede confortar es que de manera u otra, encontramos una forma de "re-inventarnos", y comenzar del cero, y hacer las cosas distintas!! Siempre es tiempo, guapa! No desistas!

Natalia Astuácas dijo...

Gracias por tu comentario.
A veces me voy, a veces vuelvo.
Gracias por estar, por seguir.
Te dejo un gran abrazote.
Te leo después del enter.
Muak.

guille dijo...

Dice mi poeta de cabecera; "la gente quiere saltar, pero no sabe a donde".

Es lo que ocurre cuando ya se sabe que lo que se tiene es insuficiente pero todavía no se sabe con que cambiarlo.

Pero es necesario lanzarse.

Y mi poeta de cabecera dice "el principio es la parte que está mas lejos"

ReltiH dijo...

SE NOTA QUE EXISTES, SÓLO HAY QUE HACERLO EVIDENTE EN NOSOTROS, Y NO DE VEZ EN CUANDO, SINO EN 365 REVOLUCIONES. EXCELENTE E INTIMISTA TEMA.
UN ABRAZO

Espérame en Siberia dijo...

Me parece que develas el misterio justamente al final de tu texto: la estabilidad nos la debemos a nosotras mismas, independientemente del amante en turno.

Sé que duele romper con alguien, sé que llegas a pensar que estás negada para el amor y muchas otras cosas más, pero lo cierto es que no dependes de nadie para quererte ni para ser feliz.

¡Ánimo! Mereces estar bien, hoy y siempre.


Te mando un fuerte abrazo y mis mejores deseos.

decero dijo...

bueno solo el tiempo te da perspectiva suficiente para valorar cosas como lo que aprendemos o desaprendemos...siempre es algo que me acaba sorprendiendo. de pronto te miras y dices: joder tú no eras esa que eras, verdad...?

es verdad que amar engancha y que desengancharse cuesta, por mucho que te hayan roto el amor a puñados, pero más vale estar sola que mal acompañada y cuando llegas a conclusiones como esa empiezas a saborear la verdadera libertad.

así que animo. todas las tormentas paran. que el sol está siempre ahí es la verdadera certeza :)

y muchas gracias por todos tus comentarios, que descubrí ayer. me hicieron sonreir (mucho) y ponerme (un poquito) colorá. ahora no escribo demasiado, pero me encanta que mis letras te hayan gustado tanto. vuelve cuando quieras ;)